Archivo del Autor: Biblioteca

BÁLSAMO

Del latín, balsamum.

— En química, sustancia aromática y más o menos líquida, compuesta de aceite esencial, resina y ácido benzoico o cinámico, la cual se extrae de varios árboles por incisión y se espesa lentamente al contacto del aire; v. g.: bálsamo del Perú, de Tolú, de Calaba, etc.

— En farmacia, medicamento compuesto de sustancias comúnmente aromáticas, que se aplica como remedio en las heridas; llagas y otras enfermedades.

— En medicina, la parte más pura, oleosa y saludable de la sangre.

— Figurativamente, lo que calma, atenúa o dulcifica cualquier pena, sentimiento, dolencia a fatiga de mayor o menor gravedad.

BÁLSAMO DE VIÑA: En estilo jocoso, el vino.

SER UN BÁLSAMO: Figurativamente, ser alguna sustancia muy generosa, de mucha fragancia y perfección en su clase. Dícese por lo común del buen vino.

BALSÁMICO: Que tiene alguna de las cualidades distintivas y propias del bálsamo.

BALSAMARIO: Vaso de cuerpo cilíndrico y estrecho, destinado a contener bálsamos olorosos. Se han encontrado ejemplares con mucha frecuencia en las tumbas de Egipto, Grecia e Italia; son generalmente de alabastro o de vidrio esmaltado, y la denominación que por lo común dan los arqueólogos a esta clase de vasos de la antigüedad es Alabastrón. Los mahometanos de las costas de Siria y de Damasco fabricaron en la Edad Media balsamarios de vidrio, que expendían con ricos perfumes; pero desgraciadamente no se conservan ejemplares en las colecciones de antigüedades.

BALSAMERA / BALSAMERITA: Vaso pequeño y cerrado que se hace de varias materias y figuras, para guardar bálsamo en él.

* Caracteres generales de los bálsamos
* Bálsamos benzoicos
* Bálsamos cinámicos
* Bálsamos mixtos que contienen los dos ácidos
* Bálsamos sin ácidos aromáticos
* Bálsamos artificiales o farmacéuticos
* Bálsamos artificiales más conocidos I
* Bálsamos artificiales más conocidos II
* Bálsamos artificiales más conocidos III
* Bálsamos artificiales más conocidos IV
* Bálsamos artificiales más conocidos V
* Bálsamos artificiales más conocidos VI
* Los bálsamos en botánica
* Medicamentos balsámicos
* Usos terapéuticos de los bálsamos

Caracteres generales de los bálsamos

Producto natural resinoso u óleo-resinoso que tiene como base de su composición el ácido benzoico o el cinámico o bien los dos juntos. Según el ácido predominante, se dividen los bálsamos en benzoicos, cinámicos y mixtos.

Los bálsamos son conocidos desde la más remota antigüedad; pero hasta que la química llegó a su actual desarrollo, se comprendían con aquella denominación muchos productos aromáticos de propiedades muy diversas. Hoy día el grupo de los bálsamos queda limitado con arreglo a la definición antes expuesta.

Son cuerpos resinoides, secos, viscosos o algunas veces fluidos, según la proporción de aceite esencial que contienen; su color varía del amarillento pálido al pardo oscuro, con tendencia algunas veces al verde; su olor es extraordinariamente agradable, aromático; el sabor con frecuencia acre, y generalmente desagradable. Se endurecen al aire por evaporación del aceite volátil que contienen. Son en general solubles en el éter, en el alcohol (según su grado de concentración), en el sulfuro de carbono, etc.; algunos se disuelven en los cuerpos grasos, pero todos son insolubles en el agua.

Los bálsamos son producto de la destilación de los jugos óleo-resinosos contenidos en la corteza de algunos vegetales que pertenecen a distintas familias, Coníferas, Terebintáceas, etc. Dicho jugo fluye espontáneamente o se obtiene por medio de incisiones hechas en la corteza de los árboles.

El número de bálsamos verdaderos es bastante reducido.

Volver a BÁLSAMO – Inicio

Bálsamos benzoicos

a) Bálsamo de Calaba.

Este producto es suministrado por diferentes árboles exóticos del género Calophyllum, familia de las Gutíferas-Clusiáceas. El bálsamo de Calaba es segregado por el C. Calaba, al menos el que viene de las Antillas. Es fluido, de un olor benzoico agradable: algunos autores le consideran como la resina tamahaca no solidificada, porque su olor se parece al de la tamahaca de las Antillas; pero su composición no es la misma. Este producto sirve como vulnerario en las Antillas y lleva igualmente los nombres de bálsamo verde, bálsamo de las Indias orientales y bálsamo de María.

El bálsamo Focet es suministrado por una planta muy afine al calophilum, procedente de Madagascar.

b) Liquidámbar.

El bálsamo liquidámbar procede del Liquidambar styraciflua, de la familia de las Liquidambáreas. El jugo de este árbol se separa al cabo de algún tiempo en dos productos: uno líquido, translúcido, pardo, de olor balsámico muy fuerte y que se resinifica en la superficie (liquidámbar líquido); otro blanquecino, opaco, sólido, de olor dulce y agradable, pero acre a la garganta como el anterior.

Estos dos productos contienen además del ácido benzoico, otra sustancia, la estiracina, que acaso no es idéntica a la obtenida del estoraque líquido.

c) Benjuí.

Este bálsamo es muy variable en su composición. Se han hallado algunas variedades que por excepción contienen ácido benzoico solo; el benjuí de Sumatra no contiene más que ácido cinámico; las variedades comerciales contienen los dos ácidos.

Volver a BÁLSAMO – Inicio

Bálsamos cinámicos

a) Benjuí de Sumatra.

b) Estoraque líquido: Este bálsamo procede de la Arabia, del Asia Menor, de la isla de Cobras (Mar Rojo) y de la Estiria. Se obtiene hirviendo en el agua el producto obtenido haciendo incisiones en la corteza interna del liquidámbar oriental y el suministrado por la ebullición de la misma corteza.

Es un líquido espeso, de. consistencia de miel, de color más o menos intenso y de olor fuerte; presentando con frecuencia en su superficie, en medio de las impurezas debidas a su obtención, abundantes cristales de ácido cinámico. Tratado por alcohol, da por enfriamiento numerosos copos de estiracina. Es menester no confundir este bálsamo con el estoraque ordinario, que es suministrado por la familia de las Estiracíneas.

Este cuerpo no se emplea más que en Medicina. Destilándole con una solución acuosa de carbonato de sosa, da un aceite esencial llamado estirolena, carburo de hidrógeno que tiene por fórmula C18H16O2 que, por oxidación por medio del ácido crómico o del permanganato de potasa, da ácido benzoico. Sirve como ecpectorante y estimulante: ha sido recomendado mezclado con el aceite de linaza contra la sarna. Es muy empleado en la India.

c) Estoraque: Esta sustancia, conocida desde la más remota antigüedad a causa de su olor suave, no ha sido bien estudiada hasta 1866 en que Procter ha demostrado que no contiene más que ácido cinámico. Procede del Storax officinale de la familia de las Estiracíneas y tiene mucha analogía con el benjuí.

En el comercio se encuentran las variedades siguientes:

1° El estoraque blanco, en lágrimas blancas bastante gruesas, de olor de vainilla; es el producto llamado, antiguamente estoraque calamite porque llega encerrado en los tallos de las cañas (calamos). Esta especie, rara y muy buscada, se obtiene por incisiones hechas en el árbol.

2° El estoraque amigdaloide, que se presenta en masas secas más obscuras que en la especie anterior, pero de la cual probablemente no se diferencia más que por su antigüedad. El sabor y el olor son más suaves, pero los caracteres químicos son los mismos.

3° El estoraque líquido se obtiene arrancando pedazos de corteza al vegetal y recogiendo el producto de la exudación. Se confunde frecuentemente con el liquidámbar líquido; tiene olor a vainilla agradable. Esta droga, cuyo precio es bastante elevado cuando es pura, se falsifica muchas veces con serrín de madera.

Como el estoraque es completamente soluble en el alcohol sirviendo, se puede comprobar fácilmente si fraude y hacer el examen microscópico del residuo; no sucede lo mismo cuando se adultera con colofonia: esta resina da una mezcla más friable, más seca, de olor especial si la resina está en cantidad suficiente y cuando se calienta un poco el producto.

El estoraque oficinal se cultiva hoy en Italia y en el sur de Francia; su bálsamo se emplea especialmente en las mezquitas como incienso.

Volver a BÁLSAMO – Inicio

Bálsamos mixtos que contienen los dos ácidos

a) Benjuí: Las especies procedentes de Siam y de Penang presentan este carácter.

b) Bálsamo del Perú negro: Este bálsamo es suministrado por el Myrospermum peruiferum, de la familia de las Leguminosas; algunas veces se atribuye al Myroxilon sonsowtense: de aquí su nombre de bálsamo sonsonato.

Por largo tiempo ha venido al comercio europeo encerrado en estado siruposo en las nueces de coco, por lo que se llama también bálsamo de coco; procede del Perú o de Méjico, pero sobre todo de Guatemala y aun más de San Salvador.

El bálsamo del Perú es de color negruzco, de olor a vainilla muy aromático y muy agradable, lo cual hace que se emplee frecuentemente en la preparación del chocolate para reemplazar la vainilla. Se disuelve completamente en el alcohol y suministra siempre una solución oscura que contiene ácido cinámico. Su sabor es amargo y acre. Cada árbol suministra anualmente 2,500 kgs. de bálsamo.

El producto comercial está evidentemente alterado en su composición por consecuencia de las operaciones que se practican para su extracción, lo que explica el color y el ácido libre que no presentan la madera y la gomo-resina. Se falsifica con aceite de olivas, con trementina y algunas veces con bálsamo de copaiba. Estos fraudes no son siempre fáciles de descubrir: el único medio de apreciar su valor es saturar el bálsamo por el carbonato de sosa; se forman benioatos y cinamatos, calculándose que cada 5.000 partes de bálsamo puro neutralizan por término medio 75 partes de carbonato de sosa cristalizado. Este bálsamo se emplea algunas veces como estimulante contra las úlceras crónicas, y al interior contra las afecciones de los bronquios y de la laringe; en la triaca, y en fin en perfumería, en tintura o como aroma para los jabones.

c) Bálsamo de Tolú: Esta materia proceda en su mayor parte de la Colombia, de Nueva Granada y de Tolú, cerca de Cartagena, por la vía de las Antillas, o de New York. Es segregado por el Myroxilum tolmferum.

Antes venía en calabazas donde se le colocaba todavía fluido; actualmente se recibe en cajas de hoja de lata cuyo peso es de tres kilogramos próximamente. Es quebradizo, desprendiéndose en escamas vítreas, transparentes, de color amarillo claro; tiene un olor agradable particular; al microscopio, fundido entre vidrios calientes, presenta numerosos cristales. Se reblandece entre los dientes y su sabor, dulce primero, se hace después acre. Cede sus ciclos al agua hirviendo; es soluble en el alcohol y el éter, e insoluble en el sulfuro de carbono y en los aceites esenciales, lo cual permite conocer su falsificación por la colofonia.

Este bálsamo se emplea en Farmacia para preparar jarabes y pastillas emolientes, y para obtener los ácidos benzoico y cinámico; da a los lacres un olor agradable, y entra en la composición de algunos barnices. Con él, así como con el estoraque, se fabrican papeles que ardiendo dan un olor agradable.

Volver a BÁLSAMO – Inicio