ADIVINACIÓN

Acción o efecto, de adivinar.

Entendemos por adivinación un acto supersticioso con el cual se pretende saber o averiguar el porvenir, que sólo Dios sabe.

La palabra adivino equivale a la de divino, y la Sagrada Escritura llama así a los que se dedican a tales actos de superstición. El Deuteronomio dice: “Nec qui pythones consulat nec divinos”, y San Isidoro dice en sus Etimologías: “Divini dicti quasi Deo pleni”.

ADIVINAR: De a y el lat. divindre, adivinar.

Predecir lo futuro o descubrir las cosas ocultas, por medio de agüeros o sortilegios.
Descubrir por sospechas, o sin fundamento lógico, alguna cosa oculta o ignorada.
Tratándose de algún enigma, asunto enredoso, etc., acertar lo que quiere decir, interpretarlo debidamente.

ADIVINA: Adivinanza o acertijo.
ADIVINAJA: Adivinanza o acertijo.

ADIVINA, ADIVINANZA: ¿CUÁL ES EL BICHO QUE PICA LA PANZA? Refrán que advierte lo clara y lo fácil que es de averiguar la cuestión de que se trata, como lo es para el más topo el saber que el hambre es la solución al acertijo propuesto.

* La adivinación en la Biblia
* La adivinación en la antigua Grecia y Roma
* La adivinación en la Edad Media
* La lucha contra la adivinación
* La adivinación en la legislación
* Las leyes contra la adivinación en España
* Cambios en las leyes contra la adivinación en España